The current Bet365 opening offer for new customers is market-leading bet365 mobile app You can get a free bet right now when you open an account.

Marín y O Carballiño vuelven a abrazarse gracias a la iniciativa de Opromar que destaca la labor de la mujer en el mundo pesquero

Carriola.Redacción.26.05.23  

“De Marín a O Carballiño” es el título genérico de una iniciativa de ida y vuelta que vuelve a unir a ambos pueblos. Ida porque ayer se presentó en la villa orensana la iniciativa de Opromar y vuelta porque próximamente se realizará el mismo efecto en Marín con la intención de la Organización Pesquera de este puerto de exaltar la función de la mujer en las labores del mundo pesquero y poniendo énfasis en el pulpo y la histórica relación que desde tiempos del Priorato tienen ambas localidades

Opromar, la Organización de Productores de Pesca del Puerto y Ría de Marín, ha programado entre sus actividades de este año el hacer justicia con el papel de la mujer en el trabajo del mar y de la pesca poniendo énfasis en empeño y la importancia que tuvieron siempre las mujeres en las labores de todo tipo desde tiempo inmemorial.

Así, ayer se inauguró en las instalaciones de la antigua Fábrica de Papel de O Carballiño una exposición divulgativa sobre la historia del mundialmente conocido “pulpo á feira”, acto que contó con la asistencia del alcalde de la localidad, Francisco Fumega, y las intervenciones de  la subdirectora general  de Sostenibilidad Económica  y Asuntos Sociales del MAPA, Silvia Solís; y del director gerente de los armadores marinenses, Juan Carlos Martín Fragueiro.

Fotografías con sabor de tradición

La muestra fotográfica presentada hoy se convierte en una senda histórica que comienza en Marín y llega al Monasterio de Oseira, conectando a las mujeres de la costa y del interior de Galicia. Mujeres que propiciaron, gracias a su trabajo e iniciativa, la popularización del consumo del pulpo cecial (curado al aire) en ferias y mercados. Ellas, verdaderas guardianas del arte, saber y tradición, elevaron una especie poco valorada comercialmente a un manjar que ha traspasado fronteras y conquistado a los chefs más laureados.

Paneles históricos

La exposición se completa con una serie de paneles que informan con claridad y rigor histórico la relación de Marín con O Carballiño a través del pulpo y delos productos el mar que los frailes de Oseira instalados en el Priorato de Marín recibían como foros de los pescadores marinenses y remitían a tan lejano punto gallego (lejano entendiendo aquellos modos de transporte) y de entre ellos, como principal tesoro gastronómico el pulpo seco cuya manipulación dio sobrada y merecida fama a O Carballiño que todavía perdura hoy con respecto a la preparación de tan famoso cefalópodo.

En los dos primeros, Opromar pone en valor el papel de la mujer en el sector pesquero, visibilizando la esencial e importante participación femenina en el mercado de los productos del mar, especialmente del pulpo.

En el tercer panel, “El Coto y Villa de Marín, propiedad del Monasterio de Oseira”, se explica el inicio de la conexión entre Marín y Carballiño allá por el siglo XII, cuando Oseira y el capitán y luego monje Diego Arias -a la sazón, servidor de una mujer como la reina Doña Urraca, madre de Alfonso VII- recibió como pago a sus servicios el Coto de Marín, provocando esta trascendental relación entre ambas localidades. Y es que desde 1150 hasta 1830, el monasterio tuvo derecho a los diezmos de la producción de pescado marinense, entre los que se encontraba el pulpo, un producto por entonces poco valorado pero al que beneficiaba su capacidad de conservación. De ese desprecio gastronómico lo rescataron el tiempo y las mujeres para que, tras la desamortización de Mendizábal y en el siglo XIX, siguiese siendo uno de los productos estrella en las cocinas de una localidad sin mar.

El cuarto panel describe la labor de los monjes de Oseira como impulsoras del comercio y del producto pesquero, así como los inicios de la feria en honor al pulpo, hoy mundialmente conocida.

La parte final está dedicada a la imprescindible aportación de la mujer a la tradición pesquera, además de reconocerle ese “doble trabajo” que desempeñaron durante años, dentro y fuera de sus hogares. Por ello, junto a esas mujeres de Marín, cuyos rostros protagonizan la mayor parte de las imágenes de la exposición, la muestra  reconoce el trabajo y el “buen hacer” de las expertas pulpeiras, tanto de la costa como del interior, que se dedicaron a popularizar el manjar con su presencia en las ferias más importantes de Galicia, algunas de las cuales siguen celebrándose hoy en día.

Intervenciones de Silvia Solís y Juan Martín

En los discursos de inauguración de la exposición, que permanecerá dos meses en la Fábrica de Papel y después se trasladará al Museo Manuel Torres de Marín, tanto Fragueiro como Solís destacaron el compromiso de la organización de armadores y de la Secretaría General de Pesca por poner en valor el papel de esas mujeres que no tuvieron nada fácil abrirse un camino en un sector históricamente tan masculino. Y siguiendo la labor de Opromar, Silvia Solís anunció que por parte de la Secretaría de Pesca se está llevando a cabo un trabajo de recuperación y recopilación de imágenes y vídeos de mujeres en el sector del mar, que se presentará próximamente.

Puesta en valor de la labor femenina

 “Mujeres de Marín creadoras de tradición pesquera”, está incluida en su Plan de Producción y Comercialización de Opromar y cuenta con la financiación del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y el Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca.

Visita al Monasterio de Oseira

Los asistentes a la presentación de esta iniciativa, tras la visita a la exposición, asistieron  una performance de teatro musical que recreó los orígenes y el encuentro de las mujeres de Marín y de O Carballiño y una degustación del “pulpo á feira”. El programa concluyó con una vista al Mosteiro de Oseira.