The current Bet365 opening offer for new customers is market-leading bet365 mobile app You can get a free bet right now when you open an account.

Los bomberos y la Policía Local rescatan a un gato encaramado en un poste de telefonía

Carriola.Redacción.26.11.21

Había escalado el poste de telefonía por la mañana. ¿Cómo pudo llegar tan arriba?, pues nadie se le explica porque la verticalidad del poste es absoluta. No cabe duda de que se trata de un gato aventurero al que, seguramente, no le habrán quedado ganas de repetir la hazaña

Los bomberos de Morrazo y los miembros de la Policía Local de Marín hicieron lo imposible para salvar la vida a un gato que, el miércoles por la mañana escaló verticalmente un largo poste de telefonía en la zona de “Busto de Abaixo”, entorno del Centro de Salud de Marín. El animal habrá quedado ensimismado con el paisaje visto dese semejante altura pero también se percató, con toda seguridad, de que bajar de allí podría serle, a pesar de las siete vidas que dicen que tiene un minino, por lo menos, muy doloroso.

Y no pasó desapercibido para algunas personas ver al gato en aquella atalaya durante todo el día. Comentarios para todos los gustos y presagios malos para el animal. Y durante todo el día no se le ocurrió a nadie avisar a la Policía Local, a los Bomberos o al Seprona o a quien fuera hasta que, ya entrada la noche, un vecino hizo una llamada al 112 explicando la situación.

Enseguida aparecieron miembros de la Policía Local y de los Bomberos de Morrazo que, estudiado el caso atacaron la circunstancia de la manera más correcta, decididos a salvar al gato pero también a preservar la seguridad del que subiera al poste por lo que una vez asegurado el palo, un bombero ascendió para coger al animal que se encontraba muy asustado como no podía ser de otro modo, y arrojarlo sobre una blanda lona que los demás agarraban abajo.

Al gato le faltó tiempo para dar un brinco, salir de la lona y desaparecer del lugar. NO dio las gracias porque no le dio tiempo. A los bomberos, los policías y las personas que por allí estaban les llenó de satisfacción el salvamento. Pues bien hecho por los salvadores y por quien se decidió a dar la voz de alarma.