The current Bet365 opening offer for new customers is market-leading bet365 mobile app You can get a free bet right now when you open an account.

La investigación del accidente de la Avenida de Ourense apunta a un pique de conductores que circulaban a gran velocidad y se tocaron antes de arrollar a otros ocho vehículos

Carriola. Redacción. 23.01.22

Los implicados responsabilizaron en su primera declaración a un tercer coche que se habría saltado el stop de Raimundo Vázquez, pero las autoridades no dan credibilidad a esta versión ante la falta de restos o frenadas de ese tercer vehículo, que según el testimonio se habría dado a la fuga

Las circunstancias del aparatoso accidente que se produjo esta madrugada en la Avenida de Ourense se van aclarando, y aunque todavía quedan flecos por constatar, la investigación apunta a un toque entre los dos conductores causantes del siniestro, que circularían "picados" a gran velocidad por la Avenida de Ourense antes de arrollar literalmente y enviar "al traste" a otros ocho coches, alguno de los cuales tendrán que ser desguazados por la inviabilidad de su reparación. Uno de los conductores, recordamos, dió además positivo en el preceptivo test de alcoholemia realizado después del accidente, algo que puede alterar de modo significativo las facultades para conducir un vehículo y que puede hacer desistir del pago a su seguro.

La investigación se centra, a falta de otros datos, en tratar de indagar a la velocidad que podrían ir las furgonetas antes del accidente, pues desde luego, a la velocidad permitida de 30 kilómetros por hora en la zona un golpe se salda con unos pequeños rasguños y abolladuras en los vehículos, y desde luego es imposible causar semejantes destrozos materiales en ocho vehículos que están aparcados, además, en el lado contrario a su sentido de la marcha.

Con respecto al pago de los daños, las fuentes consultadas por Carriola explican que cada propietario ha de dar parte del accidente a su compañía de seguros, y aunque sí es cierto que podría haber alguna dificultad en la averiguación de la responsabilidad y la obligación del pago porque hay dos coches que pueden ser considerados causantes y además  uno de los conductores fue positivo en alcoholemia, el Consorcio de seguros tendría que hacerse cargo de los daños de cada vehículo en caso de que el seguro obligatorio de los causantes fuera eximido de la culpa.